México | Alejandro | Fernández | padre

¡No olvida! Alejandro Fernández y su corto camino en el cine

Al cantante Alejandro Fernández no se le dio la gran pantalla como a su padre, Vicente Fernández, y es por eso que no se ha planteado regresar al séptimo arte.

El mexicano Alejandro Fernández no tuvo una carrera exitosa como su padre, Vicente Fernández, en la gran pantalla. Las dos experiencias que tuvo al parecer lo dejaron un poco traumatizado y es por eso que no ha habido otro proyecto que lo ha convencido de volver a darle al cine una nueva oportunidad.

Después del estrepitoso desastre de público y de crítica que fuera la muy comentada 'Zapata', de 2004, dirigida por Alfonso Arau, el "Potrillo" decidió que la cámara no era lo suyo y desde entonces no ha vuelto a hacer una película, porque sabe que no es actor y ya no quiere volver a ponerse en vergüenza.

De hecho, tomó mucho tiempo para que Fernández aceptara la invitación de Arau porque tenía una mala experiencia que prefería olvidar, y que de hecho aún hoy no le gusta que le recuerden, una película de 1990 llamada 'Mi querido viejo' en la que apareció por primera (y única) vez con su padre en cine, y para la que no tenía ningún tipo de preparación.

Alejandro Fernandez 2.jpg
Alejandro Fernández

Alejandro Fernández

En esa época, previa al lanzamiento de Fernández como cantante, tenía 19 años y ya tenía contrato con Sony Music para grabar, su padre se encaprichó con llevarlo como co-protagonista en la que sería su película número 34 — y hasta hoy última- de su carrera y siendo productor de la misma, se lo impuso a Rafael Villaseñor Kuri, su director de cabecera (que casi nunca le ponía reparos) y de este modo, Alejandro pasó a tomar el papel de 'Rafael Cortés', para el que habían estado considerados Eduardo Capetillo, Alejandro Ibarra y Pedro Fernández, quienes sí tenían experiencia como actores.

La película nunca fue lanzada en Home Media y es raro que aparezca en televisión de paga, y Alejandro ha preferido que así sea, avergonzado de su error de juventud, que finalmente fue un capricho de su famoso progenitor, y que no aportó nada a su carrera musical, pero su existencia es innegable y quien quiera verla, escarbando un poco en Internet, puede satisfacer su morbo y reírse un buen rato a expensas del inexperto actor.

No en vano, el dicho reza: "zapatero a tus zapatos" y Alejandro Fernández supo aplicarlo, manteniendo esa parte de su pasado bien lejos, y mejor dedicándose a los suyo, que es el canto.