México | Kimberly Loaiza | Seguidores | Tik Tok

¡Está Feliz! Kimberly Loaiza baila y enciende las redes

Kimberly Loaiza ha alcanzado altos niveles de popularidad y cada día incrementan sus seguidores. Un reciente logro en esa área la puso a bailar de alegría

En México no caben dudas de que Kimberly Loaiza se ha consolidado como una de las artistas del momento. Su incursión en la red Tik Tok ha sido un éxito, desde que entró a la aplicación hace unos meses.

A Kimberly Loaiza ya se le está haciendo costumbre ser tendencia en las redes sociales, pues constantemente comparte contenidos a través de varias plataformas, los cuales se viralizan casi de inmediato.

kimberlyloaiza.jpg

Esto le ha pasado por sus publicaciones, los avances sobre su vida profesional y también porque fue tendencia cuando confirmó su ruptura con Juan de Dios Pantoja, luego de varios rumores sobre una infidelidad.

A partir de entonces, Kimberly Loaiza decidió concentrarse en su trabajo musical y en mantener una comunicación con todos sus fans, con quienes interactúa de forma constante. Es así como la intérprete de Enamorarme logró acumular 24 millones de seguidores en Tik Tok, por lo que decidió celebrar desde el balcón de su edificio.

“Somos 24 millones, gracias linduras, somos la familia más grande de Latinoamérica y habla hispana”, dijo Kimberly Loaiza, quien se dejó ver emocionada y feliz, bailando con su cabello peinado y un conjunto de brillantina plateado, recibiendo miles de elogios.

Kimberly Loaiza 2.jpg

“No lo puedo creer, gracias a todos. ¡Los amo y vamos por más!”, fue el segundo mensaje de Kimberly Loaiza, quien ha estado en boca de sus fans por su vida personal y los contenidos que comparte acerca de la crianza de su hija Kima.

Todos los contenidos que la influencer comparte en redes sociales, bien sea en Instagram, Twitter y ahora Tik Tok, se viraliza en segundos. Desde estos espacios compartió recientemente aspectos sobre la vida con su hija Kima.

Recibió críticas y elogios por sincerarse con sus seguidores acerca de la necesidad que tenía de descansar y la energía que desbordaba su bebé.