Lo Ultimo | Salma Hayek | Antonio Banderas | actriz

¡Tímida! Salma Hayek recuerda cuando "tuvo" sexo con Antonio Banderas

La actriz mexicana, Salma Hayek, contó que tuvo mucha vergüenza en una escena de sexo junto al gran Antonio Banderas.

Desperado fue una película muy famosa e importante en la carrera de Antonio Banderas, pero principalmente de Salma Hayek, quien por ese entonces no tenía tanta experiencia.

Ambos actores, de hecho, estaban prácticamente en la flor de su vida y les tocó coprotagonizar el filme de Robert Rodríguez en 1995 y en cierto punto les tocaría una de las escenas más ardientes de la época.

Salma Hayek y Antonio Banderas 2.jpg

En la pantalla todo se vio muy bien, pero en realidad fue muy desagradable para la actriz, como ha explicado recientemente en el podcast Armchair Expert. Aunque Hayek dejaba claro que en ningún caso fue culpa de Banderas y Rodríguez, quienes fueron siempre "increíbles" con ella.

La escena sexual fue rodada a puerta cerrada con muy pocas personas delante, encontrándose entre estas el director, el otro implicado en cuestión y la esposa del cineasta por aquel entonces y productora (reconvertida en mejor amiga de Hayek), Elizabeth Avellán. "Cuando íbamos a rodar, comencé a sollozar. Diciendo a los otros tres: 'no sé si puedo hacerlo. Estoy asustada".

Salma Hayek y Antonio Banderas 3.jpg

"Una de las cosas por las que estaba asustada era Antonio. Él era una absoluto caballero y tan agradable, y todavía somos muy amigos, pero él era muy libre. Así que me asustó que para él fuera como si nada", narra la actriz sobre el momento. "Comencé a llorar y fue como: 'Oh, Dios mío. Me estás haciendo sentir horrible'. Y estaba tan avergonzada que seguía llorando".

Hayek califica la experiencia como traumática, pero recalca en diversas ocasiones que "nunca la presionaron" y que los presentes fueron unos caballeros en todo momento. Sin embargo, el pensamiento de que su familia iba a ver eso sacudió la mente de Hayek.

Salma Hayek y Antonio Banderas 4.jpg

La actriz de origen mexicano por fin conseguiría quitarse la toalla que llevaba encima "durante dos segundos", para comenzar a llorar de nuevo. “Hicimos lo mejor que pudimos hacer en ese momento. Eran tan magníficos, este grupo de tres personas". Finalmente, su familia vería la película y abandonarían momentáneamente el cine en esa secuencia para después volver y señalar que ellos siempre estarían 'orgullosos' de ella.